LA ABOGACÍA PANAMEÑA Y EL SECTOR CONSTRUCCIÓN: SUS OBLIGACIONES DE CUMPLIMIENTO

Por: Ana Lorena Morales

En materia de prevención de los delitos de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, los abogados y el sector construcción, entre otras actividades,  están sujetos a una serie de obligaciones legales y reglamentarias que han sido impuestas, consistentes en la adopción de medidas de debida diligencia para cumplir políticas de gestión integral del riesgo a los cuales están expuestos estos sectores;;   evaluar y verificar la información y documentación recopilada de clientes;  actualizar periódicamente la referida información; resguardar los registros de debida diligencia y conservarlos hasta por cinco años posteriores a la finalización de la relación profesional; disponer de recurso humano que cumpla las funciones de departamento de cumplimiento y de enlace con la Unidad de Análisis Financiero (UAF) y con su organismo de supervisión;  capacitar anualmente a su personal en temas especializados, entre otras obligaciones de reporte.

A partir de la entrada en vigencia de la Ley 23 de 27 de abril de 2015 (en adelante la Ley 23), los abogados y las empresas dedicadas al ramo de la construcción adquirieron la categoría jurídica de profesionales que realizan actividades no financieras  sujetas a supervisión, siendo supervisados por la Intendencia de Supervisión y Regulación de Sujetos no Financieros del Ministerio de Economía y Finanzas (en adelante la Intendencia).

La Ley 23 establece la obligación de designar una persona o unidad responsable de servir como enlace con la UAF y con la Intendencia  para fines de aplicación de las medidas de prevención. 

Para efectos de llevar a cabo la debida diligencia es importante  tomar en cuenta una serie de medidas básicas como la identificación del cliente hasta su beneficiario final; conocimiento ampliado de personas políticamente expuestas;   conocer la naturaleza del negocio del cliente; seguimiento continuado de la relación de negocios y una evaluación o enfoque basado en riesgos.

Conforme a la Ley 23 los  abogados sólo estarán sujetos a supervisión de la Intendencia cuando en el ejercicio de su actividad profesional realicen en nombre de un cliente o por un cliente las actividades siguientes:

  1. Compraventa de inmuebles.
  2. Administración de dinero, valores bursátiles u otros activos del cliente.
  3. Administración de cuentas bancarias, de ahorro o valores.
  4. Organización de aportes o contribuciones para la creación, operación o administración de compañías.
  5. Creación, operación o administración de personas jurídicas o estructuras jurídicas, como fundaciones de interés privado, sociedades anónimas, fideicomisos y demás.
  6. Compraventa de personas jurídicas o estructuras jurídicas.
  7. Actuación o arreglo para que una persona, pagada por el abogado o firma de abogados, actúe como director apoderado de una compañía o una posición similar, con relación a otras personas jurídicas.
  8. Proveer de un dominio registrado, domicilio comercial o espacio físico, domicilio postal o administrativo para una compañía, sociedad o cualquiera otra persona jurídica o estructura jurídica que no sea de su propiedad.
  9. Actuación o arreglo para que una persona, pagada por el abogado o firma de abogados, actúe como un accionista testaferro para otra persona.
  10. Actuación o arreglo para que una persona, pagada por el abogado o firma de abogados, actúe como participante de un fideicomiso expreso o que desempeñe la función equivalente para otra forma de estructura jurídica.
  11. La de agente residente de entidades jurídicas constituidas o existentes de conformidad con las leyes de la República de Panamá.

Cada vez que un abogado o firma de abogados realice alguna de las 11 actividades previamente enumeradas, deberá adoptar las medidas básicas de debida diligencia descritas en la Ley 23, al igual que adoptar una debida diligencia ampliada o reforzada del cliente para los individuos que se encuentren bajo la categoría de persona expuesta políticamente extranjero o persona expuesta políticamente nacional (ya sea un cliente o beneficiario final), por considerar este perfil de cliente de alto riesgo.

También los sujetos regulados no financieros deberán examinar con especial atención cualquier hecho, operación o transacción, con independencia de su cuantía, que se considere inusual según lo establecido en la Ley 23, y comunicar directamente a la UAF cualquier hecho, transacción u operación, en la que se sospeche puedan estar relacionadas con los delitos de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, con independencia del monto que no puedan ser justificadas o sustentadas, así como fallas en los controles. Los reportes deberán ser remitidos a la UAF dentro de los quince días calendario a partir de la detección del hecho, transacción u operación o fallas en los controles 

Es importante mencionar que los abogados, en el ejercicio de su actividad profesional, no tienen que reportar transacciones sospechosas si la información pertinente se obtuvo en circunstancias en las que éstos están sujetos al secreto profesional legal en defensa de su cliente o la confesión que su cliente realice para su debida defensa.

Para el sector construcción la ley 23 exige poner especial atención hacia quien financia y como se financian las obras, el origen de los fondos, trayectoria de la empresa en el sector, sus accionistas hasta los beneficiarios finales,  la promoción de presuntos actos de corrupción para evadir requisitos, para acelerarlos, para salir favorecidos en procesos licitatorios y clientes o accionistas catalogados como personas políticamente expuestas, que traten de evitar el adecuado y completo diligenciamiento de los documentos de vinculación al proyecto o no llegan a  justificar adecuadamente el origen de sus fondos.  

En el ámbito de capacitación, los sujetos regulados no financieros   deberán brindar capacitación continua y específica a los empleados que desempeñan cargos relacionados con el trato, comunicación y el manejo de relaciones con clientes y proveedores, recepción de dinero, control de información,  procesamiento de transacciones, diseño de productos y servicios y demás personal que labora en las áreas sensibles, como cumplimiento, recursos humanos, tecnología y auditoría interna, que les permita estar actualizados sobre las diferentes tipologías, casos y regulaciones de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.

Los empleados deben ser capacitados para entender los riesgos, los controles que mitigan tales riesgos y el impacto personal e institucional por sus  acciones. 

Para el sector construcción, esta capacitación a los empleados cobra una importancia especial sobre todo por el manejo  con el sector público. La forma en cómo se hacían negocios ha cambiado y es vital establecer los mecanismos internos adecuados y las mejores prácticas, sin dejar de ser eficientes,   para efectos de cumplir con la legislación actual.

Las sanciones contempladas en la Ley 23 merecen especial mención: el incumplimiento de las disposiciones establecidas en esta Ley, será sancionado con multas de cinco mil dólares (US$5,000.00) a un millón de dólares (US$1,000,000.00), según la gravedad de la falta y el grado de reincidencia, que impondrán la Intendencia o a solicitud de la UAF por cualquier incumplimiento del envío tardío o incorrecto de los reportes.

Vale decir que el cumplimiento cabal de todas las nuevas obligaciones para la prevención del blanqueo de capitales aplicables a los sujetos obligados no financieros  en Panamá demanda una especial dedicación de recursos financieros, humanos y tecnológicos, que de la mano de una verdadera voluntad de acatamiento de la norma harán posible que la prestación de los servicios legales no represente un factor de riesgo en el marco de nuestra plataforma de servicios internacionales  y que la inversión extranjera en el área de la construcción sea

You may also like