EL TELETRABAJO EN PANAMÁ

Se aprueba la nueva ley de Teletrabajo con el objetivo de regular la relación laboral de un personal que desempeña sus funciones fuera de las oficinas del empleador, ya sea desde su propio domicilio o lugar distinto a las instalaciones del mismo. 

Este trabajador, como la palabra lo indica, actúa de forma subordinada a las instrucciones de la empresa o empleador, quien ejercerá el control y supervisión de las mismas haciendo uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).  Es decir, a través de recursos y herramientas informáticas, aplicaciones, redes y programas.

Los trabajadores que inicien su relación laboral, a través de esta modalidad, contarán con un contrato de trabajo escrito,  firmado en tres originales y sellado ante el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, tal como lo establece la Ley.  Dicho contrato deberá contener la manifestación clara por parte del trabajador de su deseo de acogerse a este sistema de trabajo, entre otras declaraciones, como por ejemplo, la que indique que cuenta con instalaciones adecuadas para realizar sus funciones como tele trabajador.

Cuando la relación de trabajo haya iniciado de forma presencial, el trabajador podrá rechazar o aceptar el cambio de modalidad.  Una vez acordada la transformación a modalidad teletrabajo, se celebrará una adenda que, igualmente, deberá ser registrada en el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, y que debe contener las especificaciones formales requeridas por la presente normativa especial.

Algunos elementos importantes a destacar en la presente Ley:

  1. El teletrabajo podrá ser parcial o completo;
  2. Las jornadas extraordinarias se regirán por lo que establece el Código de Trabajo;
  3. Tiene carácter de reversible, es decir, el empleador podrá solicitar se reincorpore a su actividad en las oficinas de la empresa;
  4. El trabajador puede consentir labores en concepto de guardia, estando “on call” para cualquier emergencia o situación, fuera de su horario de trabajo;
  5. El empleador y trabajador acordarán los gastos que subvencionará el empleador en el domicilio del trabajador, sin embargo, dichos gastos no serán considerados como parte del salario del trabajador;
  6. El empleador asumirá los costos adicionales de velocidad de ancho de banda o velocidad de red para la ejecución del trabajo en el domicilio del trabajador, cuando sea necesario;
  7. La Caja de Seguro Social, cubrirá el riesgo profesional, únicamente cuando el trabajador se encuentre en las oficinas del empleador o durante su traslado a o desde las mismas.  No obstante, cubrirá la enfermedad a causa del trabajo realizado en el domicilio del trabajador o donde éste desempeñe sus funciones.
  8. La Ley establece que el empleador es responsable de la protección de la salud y seguridad profesional del tele trabajador.
  9. El tele trabajador tendrá todos los derechos y obligaciones inherentes al trabajador establecidos en el Código de Trabajo.

Al terminar la relación de trabajo, el tele trabajador deberá devolver al empleador, en óptimo estado, los equipos tecnológicos que fueren entregados, a fin de realizar sus funciones laborales.

CIERRE TEMPORAL DE ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES EN PANAMA

A través del Decreto Ejecutivo No.500 de 19 de marzo de 2020, se aprueba una medida sanitaria adicional, con el objetivo de reducir, mitigar y controlar la propagación de la Pandemia por la enfermedad Coronavirus en la República de Panamá.

En este sentido, se ordena el cierre de establecimientos comerciales, tanto de empresas, como de personas naturales con excepción de las siguientes actividades, a saber:

  1. Toda la cadena de producción, distribución, comercialización y venta de lo siguiente:
  2. Alimentos: plantas procesadoras, empacadores y distribuidoras de alimentos, supermercados, hipermercados, abarroterías, empresas de empaques y envases y alimentos de bebidas.
  3. Medicamentos y productos de higiene (Farmacias).
  4. Equipos de seguridad.
  5. Materiales de construcción (Ferreterías, fabricación y distribución de tanques de gas y de agua).
  6. Insumos veterinarios y agrícolas.
  7. Empresas de mantenimiento, operación y distribución de equipos médicos.
  8. Fabricantes de empaques e insumos de todos los sectores antes listados.
  9. Imprentas.
  10. Lavanderías.
  • Todo lo relacionado con transporte marítimo, terrestre y aéreo, logística y el Canal de Panamá, tales como aeropuertos, servicios y reparaciones a naves, aeronaves, puertos, corredores de aduanas, Metro de Panamá, MiBus, transporte contratado para movilizar a los colaboradores de las empresas que pueden operar de forma excepcional  y que están exentas del toque de queda, empresas de servicios de transporte y talleres, transporte de exportación de madera, transporte de combustible y gas, mantenimiento de autos y autopartes, estaciones de combustible y estaciones de gas.
  • Todo lo relacionado a seguridad (seguridad privada).
  • Abogados idóneos para el ejercicio de la defensa de personas detenidas durante el periodo de Toque de Queda.
  • Restaurantes sólo para entrega a domicilio u órdenes para llevar.
  • Las empresas de distribución, suministro y transporte de combustible.
  • Todo lo relacionado con Banca, financieras, cooperativas, seguros y demás servicios financieros.  Incluyendo a los proveedores de procesamiento electrónico de transacciones, cheques e imágenes a instituciones financieras.
  • Empresas que brinden servicios públicos:
  • Comunicaciones y transportes.
  • Call Centers.
  • Gasolineras y todas las empresas de la cadena de suministro de combustible líquido y gaseoso.
  • Luz y energía eléctrica.
  • Industria de generación, transmisión, distribución y operación de energía.
  • Limpieza.
  • Aprovisionamiento y distribución de aguas destinadas al servicio de las poblaciones.
  • Sanitarios.
  • Hospitales.
  • Clínicas privadas.
  • Clínicas veterinarias.
  • Funerarias, salas de cremación, cementerios.
  • Industria de la construcción, incluyendo fabricación, distribución y despacho de concreto, cemento y sus derivados, canteras.
  • Industria agropecuaria, incluyendo labores agrícolas.  Así como industria agroalimentaria, incluyendo centrales de distribución de alimentos y bebidas.
  • Equipos médico-hospitalarios, medicamentos, vacunas y cualesquiera otros artículos e insumos de salud  pública, incluyendo manufactura, suplidores y mantenimiento de los mismos.

El incumplimiento de estas disposiciones conlleva sanciones pecuniarias, civiles y penales.

El cierre de los establecimientos será efectivo, a partir de las 11:59 p.m. del día viernes 20 de marzo de 2020 y estará vigente por el término de treinta (30) días calendarios.

ACTUALIZACIONES RELATIVAS A LA SUSPENSIÓN DE LOS EFECTOS DEL CONTRATO DE TRABAJO

A través del Decreto Ejecutivo No.81 de 20 de marzo de 2020, se deja establecido que la existencia de la Pandemia del COVID-19 y la declaración de Estado de Emergencia Nacional, constituyen caso fortuito o fuerza mayor para los efectos de la aplicación de la suspensión temporal de los efectos del contrato de trabajo.

  • Este supuesto implica la no prestación del servicio y el no pago de salario. ​
  • Debe enviarse solicitud en nota al Ministerio de Trabajo, quien decidirá durante los tres (3) días hábiles siguientes a la presentación de la solicitud.
  • Si al vencimiento de este término el Ministerio de Trabajo no se hubiere pronunciado, se entenderá aprobada la solicitud para todos los efectos legales.
  • En caso de rechazo de la solicitud por parte del Ministerio de Trabajo, procedería entonces el reintegro de los trabajadores y el pago, a cuenta del empleador, de los salarios dejados de percibir. ​ ​ ​
  • La suspensión del contrato no implica su terminación, ni exime de las otras obligaciones de ambas partes surgidas con anterioridad en el contrato de trabajo, ni afectará la antigüedad del trabajador.

Requisitos para la solicitud:

  • Nota o Memorial en que se justifique la suspensión de los contratos de trabajo firmada por el representante legal o apoderado de la empresa, solicitando la suspensión hasta por un mes prorrogable;
  • Copia simple del Aviso de Operación;
  • Copia simple de la última planilla pre elaborada de la Caja de Seguro Social, anterior al cierre de la empresa;
  • Prueba idónea de la afectación económica;
  • Lista de trabajadores cuyos contratos se solicita suspender, especificando su nombre completo, cédula, número de seguro social, dirección residencial, ocupación, sexo, edad, número de teléfono y correo electrónico.
  • Se envía el memorial con los documentos adjuntos al correo electrónico: solicitudes@mitradel.com.pa.

Prueba Idónea:

A nuestro criterio, solo aplica para aquellas empresas que estando dentro de las excepciones del Decreto Ejecutivo No.500 de 19 de marzo de 2020 (Decreto que ordena el cierre de establecimientos comerciales), se han visto en la necesidad de cerrar operaciones, como consecuencia del cierre de otra empresa que sí está obligada al cierre.

Mientras que para aquellas empresas que por causa del Decreto Ejecutivo No.500 de 19 de marzo de 2020, se vieron obligadas a cerrar sus operaciones, sería justamente dicho decreto la prueba idónea como causa del cierre de sus operaciones.

No obstante, lo anterior, y atendiendo a diferentes interpretaciones que pueda tener la autoridad, preferimos aportar constancias de incidentes en sus operaciones, a saber, cancelaciones de clientes, de proveedores, estado financiero, certificación contable, etc.  Documentos y material probatorio que lleve a la autoridad a identificar la situación de la empresa.

Se mantienen las otras medidas que puede tomar el empleador, conforme sus posibilidades:

  • Envío de vacaciones (incluso, adelantadas), hasta por 15 días, para personas mayores de 60 años o personas que padezcan de enfermedades crónicas, tales como hipertensión, diabetes, VIH, cáncer, etc.;
  • Teletrabajo (trabajo remoto o desde casa), se debe pagar el salario conforme lo pactado en el contrato de trabajo, se requiere suscribir y registrar adenda al contrato de trabajo;
  • Trabajo a Disponibilidad (la jornada se desarrolla fuera del centro de trabajo, pero respetando lo pactado en el contrato de trabajo).  Cuando la jornada esté reducida, pero el trabajador se encuentre a disponibilidad, se considerará motivo para el pago del salario, conforme lo pactado en el contrato de trabajo, se requiere suscribir y registrar adenda al contrato de trabajo.
  • Reducción Temporal de Jornada, con la consecuente reducción de salario respetando la tasa por hora pactada inicialmente y compromiso del empleador de exponer el plan de recuperación gradual de la jornada original; requiere consentimiento del sindicato y si no hay sindicato, de los trabajadores de la empresa.  Para validar esta opción se deberá firmar un acuerdo denominado “Acuerdo de Modificación Temporal de la Jornada de Trabajo”, en tres originales, conforme el modelo proporcionado por el Ministerio de Trabajo, el cual deberá ser registrado en la página web del Ministerio de Trabajo.

Es importante destacar, que todas las medidas establecidas para mitigar los efectos ocasionados por la Pandemia de la enfermedad infecciosa COVID-19 van dirigidas a exaltar la solidaridad, la empatía y la prudencia, a fin de preservar la fuente de empleo procurando el bienestar de los trabajadores.